lunes, 2 de abril de 2007

I lost my wallet.



Sábado 31/03/07

Estimado Jarvis:

Te escribo este correo, porque eres la única estrella de rock que los lee y me responde. Estoy francamente desmoralizado, porque el viernes perdí mi billetera con mi ultimo sueldo de practicante (una miseria pero igual duele), después de un carrete en la casa de unos desconocidos que tenían tres pianos eléctricos Bontempi. Tomamos ron escuchando a un tipo que vivió casi toda su infancia en Suecia y lo pésimo que lo pasó cuando volvió a Chile a estudiar en una escuela Pública.

Ese mismo día, en la mañana, mi ex me habló por msn después de bastante tiempo sin tener un dialogo decente. En el tiempo que estuvimos juntos perdió 3 billeteras con sueldos enteros y un cheque a mi nombre, que me pagaron cuando hice un reportaje para mi Universidad (que después se tuvo que anular). Bueno, ella me dijo que ahora, que estaba trabajando ¡que no se me fuera a perder la billetera!, como una predicción, una advertencia que me comenzó a penar desde que me bajé de la micro y supe que ya no tenía los documentos conmigo.

Ese maldito día también me encontré en el Metro con una chica con la que salía. Traía una cara terrible, ya que, la habían asaltado los barristas de un equipo de fútbol. Ella (la reina del asalto) me dijo que se iba para la casa, que era un mal día para estar e la calle y que no iba a salir. Yo debí haber echo lo mismo.

No sé si ustedes los ingleses suelen perder las cosas, lo que es yo, desde chico mi mamá me decía que un día se me iba a perder la cabeza y mi papá amenazaba con amarrarme los útiles escolares a los testículos para que nos se me perdieran. Esta misma semana perdí un paraguas que tenía mi nombre grabado, lo perdí el mismo día que mi mamá me lo regaló, lo dejé en un banco de la Plaza Brasil.

Igual Jarvis, siempre me he considerado un tipo afortunado. Las dos ultimas veces que he perdido la billetera y con plata, ha retornado a mis manos. Una vez se me cayó cerca de Baquedano, el lugar más transitado de Santiago y la encontró una chica que trabajaba en la universidad Católica. Llamó a mi Universidad y se consiguió mi teléfono y me devolvió la billetera con todo. Le regalé una caja de bombones. Otra vez la perdí carretiando en mi U y después fui a un bar, busqué plata y ya no tenía. Fue un guardia quien la encontró en el patio y también tenía la plata, era harta, tenía que pagar una cuota.

La única esperanza que tenía era que la hallar esta, era el tipo con el que me fui sentado en la micro, un poeta que recién había conocido el puto día. Me costó conseguirme su teléfono, lo llamé pero no vio la billetera en el asiento.

Hubiera preferido mil veces haberme agarrado a combos con la barra brava de algún equipo o haber tirado la billetera al Mapocho en un acto de rebeldía contra el sistema. Pero me siento como la mierda, entupido y cagao durante todo el mes pensando en los guones que se encontraron la plata. Aparte adentro iba mi pase escolar y ahora más encima voy a tener que pagar pasaje completo.

Ahora estoy en un ciber bloqueando el carnet de identidad y el pase. Ojalá que nunca dejes abandonada tu suculenta chequera en algún restorant de Paris. En mi familia nadie puede creer que sea tan tonto y algunos de mis amigos han intentado consolarme contándome cosas peores que les ha sucedido. A mi amigo Felipe lo estafaron por celular durante una hora desde la cárcel y creo que es el que se lo cagaron más feo de todas las personas que conozco.

Ojalá tengas más suerte que yo, a ver si nos tomamos un roncito cuando vengas a Chile.

Pd: escucho tu disco solista todos los días.

J. A

Domingo 1/04/ 07

Querido Jaime:

Siento mucho lo de tu billetera, pero realmente estas jodido y no sacas nada con deprimirte. Mi mujer olvidó a mi hijo en la guardería de un supermercado y sólo se dio cuenta cuando llegó a casa, así que lo tuyo es solo una anécdota de mal gusto.

Yo he extraviado muchas cosas dentro de taxis y los malditos conductores jamás me han devuelto nada: teléfonos celulares, dinero, relojes, ropa, laptops, un cuaderno con poemas y hasta novias, así que no me vengas con esa pendejería que a los ingleses no nos pasan esas cosas.

Te recomiendo que le hagas caso a tu padre y que te amarres la billetera a las bolas, ahora que te pagaran más. Jamás vuelvas a hablar con tu ex, aléjate de ella porque esos comportamientos idiotas se contagian con facilidad, créeme, una novia que tuve sufría de insomnio y yo era de esos tipos que dormía como un bebé. Ahora me cuesta un mundo cerrar los jodidos ojos.

Espero que te devuelvan tus pertenencias. Si las recuperas significa que eres un suertudo de mierda, así que gasta todo el dinero invitando a tus amigos a beber.

Si no, piensa que le pasa a todo el mundo, incluso a los roqueros británicos.

Aún no se si iré a Sudamérica pronto, cuando sepa te aviso y nos tomamos un vino chileno, porque nunca me a gustado el ron.

Saludos, Jarvis.

(+) Traducido por Ernesto Caballero


4 comentarios:

PIÉNSALO MEJOR! dijo...

Te pasó eso?????
Estás escribiendo más seguido por suerte.
Rodrigo

Arturo dijo...

No le hagai caso a jarvis amigo Jaime, es un drogadicto miserable.
Un abrazo.
R2r

luminosidad dijo...

ojala me respondiera lennon del mas allá...
Hazle caso a tu padre.. amarrate la billetera y si es posible la cabeza a un testículo!
Cariños

Arturo dijo...

Jaime Dice:
I lost my wallet
Arturo Dice:
I broke my guitar
Arturo dice:
We`re assholes
Jaime dice:
Déjate de hablar en inglés hueón. Me voy. chao!
Arturo Dice:
chaito noma

Jaime appears offline